Reseña. El deseo de Enzo

5 de julio de 2018


El deseo de Enzo, de Delora l. Pereñiguez

Serie – Éire 1
Editorial – Autopublicado
Género – Ficción romántica
Puntuación

***************************

Opinión personal

El deseo de Enzo, llama la atención con tan solo un simple vistazo a su bonita portada. Que nuestros ojos se queden prendados de esa imagen, logra que el lector se sienta especial motivado a la hora de formular la firme propuesta de leer la sinopsis expuesta en su contraportada. Su argumento por otra parte, sirve de promesa, de adelanto significativo que no llama a engaño puesto que de manera concisa se expone aquello que compondrá este nuevo libro de la autora.

Conocido ya el estilo de esta escritora, uno sólo puede estar seguro de que la historia que se hallará tras su portada bien merece nuestras horas de lectura. De nuevo, y como viene siendo costumbre, Delora L. Pereñíguez hace gala de una elegancia y sencillez totalmente reseñable y recomendable. Su pluma da forma a escenas descritas con esmero y calma, haciendo de esta manera que el libro quede envuelto en un ritmo pausado a la par que adictivo. La extensión del libro, poco acostumbrada por otro parte en otras novelas de género similar, hace que uno disfrute más de los aspectos que componen su trama. Aún cuando el ritmo se considere lento, uno siente esa sensación de avanzar por la lectura con una velocidad solo atribuible a la buena opinión que se va generando página a página hasta no darse cuenta de que estamos ante sus últimas páginas.

Este nuevo libro publicado, se engloba bien dentro del estilo de esta escritora aún cuando se observa un cambio solamente considerado positivo. Es palpable cierta soltura a la hora de crear nuevas historias que sorprendan, si algo define a esta autora es su capacidad de reinventar el estilo y traer consigo nuevos escenarios. El paisaje que rodea a esta trama es totalmente maravilloso, de esos que atrapa el lector por su fuerza y su especial naturaleza. El deseo de Enzo, trata de romper la barrera invisible en la que a veces se envuelve la literatura romántica. Este libro no narra solamente una historia de amor al uso sino que da significado a un paisaje lleno de magia y de porqués que al principio carecen de respuesta.

La vida de Adara Williams parece ir en picado.
Pierde su trabajo en el Museo Metropolitano de Arte.
No puede seguir pagando el alquiler de su apartamento.
Y para rematar su ''buena suerte'', se ve obligada a vivir en un hotel hasta encontrar una vivienda más económica.
Sus días solo son grises, hasta que una mañana se encuentra con una herencia que cambiará su destino. Adara es la heredera principal de una mansión en una remota isla en el océano atlántico. Esa inesperada herencia consigue remover las tempestades de su corazón que han estado en calma por tantos años. Apenas comprende, que siendo huérfana herede de pronto una mansión. Una mansión que según unos papeles comparte un diez por ciento con un tal Price, que la espera en la isla para hablarle de todo lo que concierne a la familia Williams. Adara creyendo que todo es un malentendido, viaja con su mejor amiga hacia el primer lugar al que tienen que ir. Los aldeanos de Roundstone, Irlanda, no hablan muy bien de la isla. Todo parece indicar que nadie quiere pisar esa isla que está maldita con la sangre de la familia que murió allí. Nadie, ni por todo el oro del mundo, se arriesga a llevar a Adara hasta la isla Williams; la que también llaman la ''Isla de Blood Williams''. Y cuando Adara lo da todo por perdido, aparece un hombre apuesto, caballeroso y de un atractivo irresistible que desata sus más secretos deseos, que hace renacer en ella la atracción olvidada.
Enzo Kingsley lleva viviendo en Roundstone toda su vida, tiene un pequeño barco pesquero de su padre, es amable con los que viven en Roundstone, pero más frío con los forasteros que quieren arriesgarse a ir a la isla Williams. Pero todo cambia (sus más profundos deseos cambian de rumbo), cuando conoce a la hermosa y temeraria Adara.
En el momento que sus miradas se cruzan, sus destinos estarán atados. Ya nada volverá a ser lo mismo.
La atracción será el detonante.
El deseo los devorará.
La pasión les dejará huella.
Y ya no habrá vuelta atrás para lo que sienten en sus corazones atormentados. Pero lo que encierra la isla puede ser mucho más poderoso que sus propios sentimientos y deseos. ¿Será verdad lo que dicen de la isla Williams? ¿Está maldita? ¿O hay algo más en esa isla irlandesa abandonada? ¿Y por qué el misterioso Price no aparece? Adara deberá enfrentarse a todos los entresijos que rodean a la familia Williams y al mayor secreto de un hombre que solo tiene un objetivo en su vida: adorarla y protegerla del mundo.
Hay deseos por los que vale la pena arriesgarlo todo.

Bajo un final abierto, el lector experimenta esa sensación de enganche que convierte la futura cita del calendario en algo que no se ha de olvidar. Creo que se hace necesario no exponer demasiados detalles de su argumentación, puesto que se trata de una lectura que ha de descubrirse con detenimiento y ganas. Uno como reseñador y lector de la autora, sólo puede apuntalar esa idea de que la presencia de esta autora es obligada y ciertamente recomendable. El deseo de Enzo, es un nuevo descubrimiento, un relato enternecedor, elegante y natural, no exento de magia y sentimientos. Una lectura sublime.

2 comentarios:

  1. ¡Holis!
    Es una alegría inmensa saber que te gustó y que la historia de Adara y Enzo te atrapó. Un millón de gracias por la reseña, por leerme, y seguir otra de mis aventuras.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola!1
    No soy dada a leer novelas autopublicadas. Pero me gusta lo que cuentas, así que no lo descarto. Eso sí, si el final es abierto, me espero a la segunda parte. Es algo que no soporto
    Un besote

    ResponderEliminar

AETERNAM DEA © 2012-2017. Blog Literario | Diseño de Plantilla de ANJARA