Reseña. Todas las malditas decisiones

16 de abril de 2018



Todas las malditas decisiones, de May Boeken

Everlasting Wound 1
Editorial – Phoebe
Género – New adult
Puntuación ★★★★☆

_______________

-- Opinión personal --

Todas las malditas decisiones, es un libro que capta la atención del lector casi desde su primer vistazo. Su portada, ya esboza esos elementos que pretenden ser específicos de su historia, un romance entre un rockero y una chica normal. Aun cuando parece que estamos ante una temática ya sobrexplotada dentro de la literatura romántica adulta y new adult, se debe apuntar que la autora sabe bien reconducirla aportando en su intento ciertas sorpresas que engancharán al lector y le harán desear la segunda entrega con suficiente ansiedad por nuestra parte.

Como primer libro de esta autora, se trata de una primera toma de contacto excepcional que no se ha de dejar pasar. El caótico mundo del rock sirve de escenario para la creación y maduración de una historia de amor nacida desde la más pura idea del destino romántico sin embargo, es capaz de desprenderse de ese halo de cuento de fantasía, de ese idealismo tan chirriante y que en ocasiones resulta sofocante. Se trata por tanto de un libro crudo y realista, que enfoca su importancia en el lado oscuro de la fama, esa parte de la vida poco dada a mostrarse ante un público más dado a disfrutar de las cosas bonitas e idílicas. Su originalidad, quizás resida en ese hecho, en el de narrar las cosas tal y como se sienten, sin ahorrar esas cosas feas de la vida que aun siendo malas están presentes. Es su realismo y naturalidad, lo que motiva enormemente nuestra predisposición a brindarle una más que buena opinión, las que nos invita a no dejar pasar esa oportunidad de lectura.

May Boeken enamora a sus lectores gracias a su espontaneidad. Sus diálogos, así como la descripción de escenas, se encuentran descritas desde la naturalidad sin restarle protagonismo a la elegancia. Es inevitable sentirse realmente cómodo con la narración, siendo de esa manera esta primera entrega nos enganchará hasta hacernos suspirar de emoción por su segunda parte. Como primer libro integrante de una bilogía, resulta lógico apuntar que su final abierto dejará ese rastro inconfundible de la necesidad imperiosa por saber como acabará esta historia de amor tan caótica y a la vez tan bonita.

En esta trama centrada en el mundo del rock, se entremezclan muchos ingredientes dignos de mención pero que solo uno tiene que descubrir por sí mismo. Elegancia, sencillez, naturalidad, erotismo y romanticismo se fusionan hasta la creación de una obra destinada a nuestro recuerdo, un libro del todo recomendable así como su autora, digna de un lugar preferente en nuestra lista de favoritos. Todas las malditas decisiones, es una primera entrega que representa ser un gran debut para una autora que reconduce muy bien un género al que aun le queda mucha guerra dentro de la literatura romántica. Por fortuna, la espera no se alargará más de lo conveniente puesto que la segunda entrega está a a la vuelta de la esquina, así que aprovechar para conocer a estos personajes y a la historia de amor a la que ellos dan vida.

Reseña. El honor de Preston

13 de abril de 2018


El honor de Preston, de Mia Sheridan

Independiente
Editorial – Phoebe
Género – Romántica contemporánea, adulta
Puntuación ★★★★☆

_______________

-- Opinión personal --

Mia Sheridan se ha convertido ya en una autora indispensable, representante de un género literario romántico que cuenta con grandes adeptos. Su capacidad descriptiva, su acertada pluma y la elegancia solo propia de ella, se han convertido en avales más que serios y fiables que hacen al lector estar seguro de una elección futura de lectura. El honor de Preston, es una novela cuyo argumento parece ser críptico y hasta algo misterioso puesto que uno sabe valorar las sorpresas halladas tras sus páginas. Aun así, esas líneas destinadas a convencerte, resultan llamativas e inspiradoras, una promesa que no ha de desdeñarse desde luego.

Lo nuevo de la esta autora se propone desde su mismo inicio, robar el corazón de quien decide ser participe de dicha historia. Su trama, abiertamente dramática y madura juega con los tiempos de pasado y presente para dar forma a una relación amorosa dolorosa y a la vez esperanzadora. Ambos protagonistas están obligados a enfrentarse a un pasado duro, a la pérdida de quienes querían y eso hace de ellos personajes rotos. Aunque su argumento pueda parecer repetitivo o ya empleados en novelas de su mismo género y temática, es obligado decir que estamos ante una trama quizás no novedosa pero sí realmente resultona. Soy de las que opino que no hay motivo claro por el que se debe contar algo “nuevo” para triunfar entre los lectores, sino que se ha de narrar de forma distinta tan solo para generar cierto recuerdo agradable. El honor de Preston, es el ejemplo claro de tal máxima, la narración de su escritora es la principal causante de su más que positiva opinión. Leer este libro es dejarse llevar por las emociones y solo por eso merece la pena contar con él.

Bajo un ritmo ágil, pero no apresurado se da forma y se concluye una historia de amor cargada de significado, donde se desmitifica a unos personajes característicamente distintos al tender a romper viejos esquemas. Con la elegancia propia de la autora y la naturalidad de su relato, se consigue sentirse cómodo con lo narrado hasta llegar a enamorarte de los miles de matices de la historia. Aun cuando su trama pudiese calificarse como sencilla, es en esa sencillez donde radica su buena impresión, al prometer aquello que solo puede ofrecer. Una vez más Mia Sheridan se presenta como una de las autoras más recomendadas, cuya presencia ya es del todo obligatoria en nuestras estanterías de indispensables. Su narración da forma a los sentimientos que nacen de los personajes, su complejidad y su dureza ambiental y de paisaje, la hace desenvolverse bien en historias desgarradoras en su más que justa medida.


Annalia se ha criado en la granja de los Sawyer, y ha crecido junto a los hijos gemelos de los dueños: a Cole le dio su primer beso, pero con Preston le une algo más, algo mucho más intenso, y ella sabe que es amor puro.
Preston ama profundamente a Annalia desde siempre, pero su sentido del honor, por su familia, por su gemelo, le impide conquistarla… Hasta que no puede resistirse más, y durante una calurosa noche de verano en la que sus mundos —y sus cuerpos— impactan, se desencadena una serie de acontecimientos que alterarán sus vidas para siempre y que provocan que Annalia desaparezca.
Pero Annalia regresa a la granja pasado un tiempo para reclamar lo que tanto ansía su corazón, y se encontrará a un Preston que no sabe si puede perdonarla y que no quiere arriesgarse a volver a sufrir.
¿Impedirán el orgullo y la amargura que Preston se abra a lo único que ha anhelado siempre? ¿Podrá Annalia arreglar algo que está irremediablemente roto? ¿Se puede perdonar lo imperdonable?


Su lectura, se solventa sin grandes inconvenientes. Antes de que uno se de cuenta ya estás en sus últimas páginas puesto que su trama te envuelve y te arrastra a un viaje hacia el pasado y el perdón. Su recomendación es indiscutible, sin ser nada decepcionante, Mia Sheridan nos da la oportunidad de nuevo de disfrutar de un romance de película, unas páginas cuyo protagonista es solo el amor de dos personas que saben bien lo que son los obstáculos pero también las segundas oportunidad. Sin lugar a dudas un nuevo acierto.

AETERNAM DEA © 2012-2017. Blog Literario | Diseño de Plantilla de ANJARA