Reseña. La escala

27 de enero de 2021


La escala, de T.L. Swan

Serie – Miles High Club 1
Editorial – Chic
Género – Romántica adulta
Puntuación ★★★★

Bienvenida a bordo del mejor viaje de tu vida, Emily. Agárrate, vienen turbulencias. El champán y el servicio fueron impecables. Y el hombre de ojos azules sentado a mi lado fue incluso mejor. Íbamos a Nueva York e hicimos escala en Boston. Disfrutamos de una noche de pasión y nos despedimos para siempre. De eso hace un año. Así que imaginad mi cara al verlo en la oficina en mi primer día de trabajo. Pero, por mucho que lo desee, estoy decidida a no dejarme tentar por los malditos ojos azules de mi jefe.
 

Opinión personal

Éste, es uno de esos libros que te entran por los ojos en un solo instante. Su portada, su sinopsis y las opiniones cosechadas por la editorial, te deja sin apenas escapatoria y con la sensación de que su lectura ha de estar asegurada. La escala, es una novela que no llama engaño, ya en sus líneas explicativas se puede vislumbrar no solo su alto contenido adulto, sino que esa historia sencilla que apuesta simplemente por entretener y ofrecer ese tiempo de divertimento. Al desconocer el estilo de la autora, es cierto que se genera cierta incertidumbre, ese miedo de elección que se despeja ya en sus primeros capítulos y no puedes hacer sino avanzar para alcanzar ese broche final dulce y esperado.

T.L Swan sorprende en base a la formación de sus diálogos frescos y ágiles. La fuerza de sus protagonistas se basa en esas conversaciones dinámicas y en escenas perfectamente definidas, descritas y argumentadas con soltura. Cada capítulo nos encamina hacia un final esperado, pero construido en base a una evolución natural engalanada con la sensualidad típica del género adulto y erótico. La relación romántica que se nos plantear, se reviste de una elegancia que es bien valorada, casi siempre en estas argumentaciones, en sus páginas nada parece ser ofrecido de manera gratuita, todo tiene un por qué y una causa. Es cierto, que se trata de una historia de escasa innovación, no es más que una historia más dentro del género, pero no con eso se le resta atractivo. Es fácil dejarse arrastrar por su argumentación, por sus giros, por esas situaciones que acercan y alejan a los personajes protagonistas. Se trata de un libro que entretiene, y eso se ve en la velocidad con la que las hojas pasan.

Provista de un ritmo que bien pudiera considerarse vertiginoso, lleno de vaivenes dentro de un romance que nace desde la coincidencia, de esa idea de destino tan elocuente y soñador. La escala, es un libro desenfadado y tremendamente ameno, una historia a la que se le saca partido sin esfuerzo y que ofrece aquello prometido en su presentación. A pesar de su crecimiento algo lento en su principio y a que yo no conecté del todo con la trama en sus inicios, debo decir que poco a poco se ha ido ganando mi favor y buena opinión. El resultado final que se cosecha, es inmejorable y realmente recomendable puesto que se trata de un libro que pretende entretener y mostrar un estilo literario que, hasta el momento, era desconocido para mi como lectora.

T.L. Swan, ha convertido esta historia en una carta de presentación atractiva, capaz de convencernos de que las oportunidades sucesivas en el futuro han de ser un hecho. A pesar de no suponer una novedad en sí misma, La escala aporta dinamismo y cierta frescura bien valorada por el público lector. Puede que sea una historia más dentro del corte adulto, pero es una trama que no decepciona en absoluto y que da aquello que meramente se pide cuando se inicia una lectura, esas horas dulces de entretenimiento que ayuden a abstraernos de nuestra realidad. Siendo como es una primera novela dentro de una serie, su inicio puede decirse que es prometedor, por lo que se espera con algo de ansia sus nuevas publicaciones.

Sencillez, elegancia y erotismo, se convierten en una mezcla perfecta dentro de una fórmula literaria que aún aporta atractivo al lector. Lo nuevo de la editorial, vuelve a arrancar buenas opiniones y sensaciones, haciendo de esta historia una recomendación no solo para los fans más leales del género, sino para todos aquellos que buscan esa lectura desprovista de complejidades. Este libro, no se envuelve en conflictivos pasados o personalidades complejas, se envuelve en la naturalidad propia de la sencillez sensual que desemboca en una historia de amor resultona y atrayente. Es por tanto una lectura, quizás no del todo inolvidable, pero sí capaz de arrastrarnos junto a su trama, haciendo que las páginas meramente vuelen frente a nuestros ojos.

Reseña. Érase una vez un rebelde

25 de enero de 2021


Érase una vez un rebelde, de Mary Jo Putney

Serie – Calaveras redimidos 2
Editorial – Titania
Género – Romántica histórica
Puntuación ★★★★

Mientras Washington arde en llamas, Callista Brooke se ve atrapada en la batalla entre su Inglaterra natal y su tierra de adopción. En pleno ataque de las tropas británicas, cuando está a punto de perderlo todo -incluida su propia vida-, un apuesto caballero se abre paso entre la multitud y la rescata. Callie cae en brazos de su salvador, y descubre con sorpresa que, lejos de ser un extraño, su cara le resulta agradablemente familiar.
Lord George Gordon Audley había sido el mejor amigo de Callie durante su infancia. Y fue a él a quien acudió en un intento desesperado por evitar un cruel matrimonio concertado. Pero las consecuencias de su valiente intento por ayudarla no solo no evitaron el matrimonio, sino que enviaron a Callie a Jamaica y a Gordon a la colonia penal de Australia.
Contra todo pronóstico, Gordon logró sobrevivir. Volver a encontrar a Callie es como reparar su alma mancillada y, una vez más, jura hacer lo que sea necesario para protegerla. Pero la inocente amistad que compartieron en la infancia ha dado paso a una peligrosa pasión que puede salvarlos. o destruirlos.
 

Opinión personal

Tras conocer de sobra el estilo tan característico de Mary Jo Putney, su nueva publicación debía de encontrarse entre mis nuevas y futuras lecturas. Cada una de sus historias, logra entretener y exudar ese toque tan característico y tradicional del género que nos ocupa, la romántica histórica. A pesar de que pudiera considerarse un romance algo más soñador y perfecto, muy idealista dentro de una temática de cuento de hadas, son muchos los momentos y los elementos capaces de motivar nuestra lectura con interés, esos vaivenes que tanto nos gusta y sabemos valorar, esas incógnitas y esa aventura que es superar los obstáculos que se presentan.

A pesar de su toque clásico, uno sabe valorar como bien merece este libro. La romántica histórica, posee un toque evidentemente evocador, convirtiéndose de alguna manera en el libro justificativo de nuestra gran opinión de lo que viene siendo el romance. Su autora, debe ser un clásico en la librería de nuestra casa, su presencia y su elección es simpe acertada, puesto que ofrece aquello que siempre es esperado. Cada una de sus tramas cuentan con un inconfundible toque aventurero entremezclado perfecto con un romance a la altura del más exigente lector. Érase una vez un rebelde, es una historia sencilla y natural, dos de los elementos más característicos de su pluma, una trama que fija su objetivo en la evolución romántica de dos personajes que comparten un pasado común y que después de los años separados se encuentran en medio de una vorágine, de una guerra sin cuartel entre dos bandos.

Se trata a grandes rasgos, de una historia puramente sentimental, lo romántico se encuentra narrado desde la pausa, el ritmo del que se vale para dar forma a su historia, es lento y a la vez ágil. Mientras que la relación se gesta a fuego lento, para nuestro disfrute, el paisaje que rodea a ambos personajes principales y también a los secundarios, se reviste de una agilidad que solo hace aumentar nuestras ganas de seguir leyendo para alcanzar cuanto antes ese final de cuento de hadas. De todas las historias que he tenido el placer de leer de la mano de Putney, debo decir que siempre me he hallado verdaderamente cómoda con lo narrado. Sus tramas principales me han encantado, de principio a fin y ésta no es una excepción. Debo admitir, que apenas este libro me ha durado dos días, mis ganas por retomar la lectura de historias de tal estilo, han facilitado tal resultado, pero también otros aspectos que ahora paso a especificar.

El estilo literario de la autora, se vale de una elegancia que siempre ha de mantenerse como elemento fijo, su agilidad reflejada en sus diálogos y su acertada descripción de escenas, ayuda también sin lugar a dudas a sentirse cómodo y esa comodidad nos lleva a generar la típica ansia por seguir leyendo aquellos factores que nos son ocultos tras sus letras. Érase una vez un rebelde, es un libro cargado de sencillez, pero una sencillez natural y recomendada que siempre es bien valorada bajo nuestro ojo. A pesar de ese ideal que se traslada en cada línea, resulta creíble su argumentación, se ha de advertir que su objetivo único es el de convencer de que es una opción óptima y realmente resultona de la que no destacar ningún pero.

La recomendación de esta historia queda plenamente acreditada. Mary Jo Putney es una escritora que sabe sacar buen partido a una trama engalanada de los mejores aspectos representativos de la histórica. Este libro bien es considerado sencillo y su lectura apenas cuenta con aristas, pero se basa en otro tipo de elementos, en la elegancia de las escenas sensuales, en la cercanía de su evolución romántica y esa idea de que existen segundas oportunidades en nuestra vida. La guerra entre Inglaterra y América se engalana con un romance con pasado previo, con un encuentro fortuito en una tierra extraña para nuestros protagonistas, un  cambio de escenario dentro de la literatura de la regencia que, será muy bien valorado.

AETERNAM DEA © 2012-2020 | Blog Literario de novela romántica | Diseño de Plantilla de ANJARA