[Reseña] Efectos colaterales del amor

20 de marzo de 2020


Efectos colaterales del amor, de Krystal Sutherland

Editorial – Crossbooks
Género – Romántica juvenil
Puntuación ★★★☆☆

Henry cree en el amor para toda la vida. Y cuando conoce a Grace, excéntrica y coja, se enamora perdidamente de ella contra todo pronóstico. Pero el pasado de ella oculta secretos que aún está intentando
superar, y un nuevo amor no forma parte de sus planes futuros.
Juntos, recorrerán el emocionante y complicado camino del primer amor, con consecuencias imprevistas.
Dos personajes con sentimientos a flor de piel y mentes brillantes esforzándose por comprender la eterna lucha entre corazón y cabeza, entre recuerdo y esperanza.

Opinión personal

Efectos colaterales del amor, es una novela cuyo atractivo visual motiva al lector a convertir su título en una apuesta a la que recurrir sin ningún tipo de miedo. Se trata además de un libro poseedor de una sinopsis atrayente por su distinción aparente con respecto a sus homólogas, esto hace que sea relativamente fácil optar por su lectura al estar convencido de que se trata de una historia que marcará la diferencia con respecto al género que representa.

A pesar de que pudiera catalogarse como una novela de corte juvenil, su madurez destaca por sí sola. La complejidad de su historia es uno de los mejores elementos que definen su trama. A pesar de la temprana edad de sus personajes, las dificultes que experimentan les convierten, a ojo del lector, en unos protagonistas a la altura de las más exigentes pretensiones. Su madurez y la complejidad de sus propias e individuales historias, les hace alejarse de ciertos tópicos acostumbrados, convirtiéndose así en su punto más reseñable y recomendable.

A medida que uno avanza por sus páginas, se disfruta de un estilo único, muy realista, expresivo y a la par cargado de una sencillez realmente bien valorada. Krystal Sutherland, ha dotado a su trama de elegancia y unos personajes principales y secundarios que aportan a la historia un color llamativo y bien apreciado por el lector. Tras varias recomendaciones apuntando hacia la dirección de lectura obligada, era imposible eludir su elección, convencida de que no decepcionaría tal y como apuntaba su argumentación, por eso y tras esta crisis sanitaria que estamos viviendo en España, su elección parecía estar garantizada.

Aun cuando se trata un género que por regla general no termina de convencerme del todo, debido en ocasiones a su falta de profundidad, me he visto sorprendida por el estilo de una autora que sabe bien camuflar las debilidades que bajo mi punto de vista asolan al género. La complejidad de su historia, despeja cualquier tipo de opinión basada en la falta de profundidad sin embargo, creo que eso no me ha servido del todo para hallarme en cierto escenario de comodidad. A pesar de que el estilo de su autora llega sin dificultad al lector, no he sabido conectar con su historia, sentirme parte de la trama, una espectadora enganchada, sino que me he visto alejada y sin ilusión que me hiciera avanzar con descaro. Efectos colaterales del amor, es un libro que guarda tras de sí un sinfín de sentimientos, la lectura perfecta para un público desenfadado, pero que sin embargo, no ha sabido cumplir mis propias expectativas.

Con su lectura, queda patente la intención de la autora por redactar algo que se alejara de los tópicos reinantes del género. Aun cuando lo consigue, no se ha convertido en una de mis lecturas predilectas, pero con ello no destierro la buena opinión que ha generado la autora en mí. El estilo literario de Krystal Sutherland ha conseguido enamorarme por su gran capacidad descriptiva y su facilidad para que los sentimientos traspasen las páginas. Su estilo de alguna manera se hace recomendable y necesario para los lectores que deseen el descanso de sus lecturas habituales.

[Reseña] Sean Cote no tiene límites

12 de marzo de 2020


Sean Cote no tiene límites, de Iris T. Hernández

Serie – Sean Cote 3
Editorial – Planeta
Género – Romántica adulta
Puntuación ★★★☆☆

No creas que para llegar hasta aquí el camino ha sido fácil. Hemos tenido que sortear demasiados baches, y no me siento orgullosa de cuanto he hecho. Puede que si no hubiera actuado de forma impulsiva hubiese evitado consecuencias que han cambiado el sentido de nuestra vida.
Para empezar, ese fatídico accidente. Desde el momento en que apareció el médico y nos dijo cuál era su estado, supe que nada volvería a ser igual, y yo era la única culpable de lo sucedido. Si hubiera tenido la suficiente confianza en Sean, habría hablado con él antes de huir y no le hubiese arruinado la vida. Lo convertí en algo que no era, un hombre vulnerable para sus enemigos, y ellos lo aprovecharon para destrozarnos.
Aunque nosotros tenemos algo que ellos no valoraron, y es que desde que nos conocimos, el uno sin el otro no somos nada, pero juntos lo somos todo. Aceptamos el presente y nos prometimos un nuevo futuro, uno basado en la confianza y en el espíritu de superación, eso es todo.

Opinión personal

Tras la lectura de sendas publicaciones anteriores, era importante comenzar esta novela bajo un cambio de perspectiva que ayudase a que la despedida de esta historia de erotismo, secretos y confusión de sentimientos fuera lo más óptima posible. Después de unas opiniones un poco desfavorables, era importante para mí como lectora, poder decir adiós con la sensación de haber puesto todo mi esfuerzo en darle una opinión sincera y libre de sensaciones previa. Este libro ha supuesto desde su inicio, en esa última oportunidad para la reconciliación con una trama a la que me ha resultado difícil engancharme sin embargo, puedo decir que, a modo de introducción con respecto a su reseña, que ha significado también un entretenimiento algo más atractivo a mis ojos.

Sean Cote no tiene límites, es el final de una historia de subidas y bajadas, de misterios rodeados de sangre que han mantenido en vilo a sus personajes y que ha aportado como lectora cierta dosis de intriga. Como última entrega, su cometido, o más bien su objetivo era claro, aportar ese final soñado o al menos esperado. He de decir que, como última entrega, no decepciona y plasma en sus páginas aquello añorado en parte en sus primeras entregas. Como bien he dicho al principio, ha supuesto para mí una reconciliación con su propia historia, me ha aportado ciertamente aquellos elementos que siempre consiguen llamar mi atención y generar esa opinión favorable que inclina la balanza hacia la recomendación.

Este último libro, experimenta cierto cambio sustancial en lo que respecta a la evolución de su trama y su ritmo. Es fácil sentir esa cierta complejidad de la que se ha dotado a la historia o más bien madurez. El romance entre ambos protagonistas ya no está narrado desde ese prisma sencillo y a veces insulso representativo en ocasiones  del género de la erótica más purista, la evolución de ambos está marcada desde el dolor y es desde ahí donde deben dar rienda suelta a su evolución. En cierta manera, me ha dado la sensación de haber apostado por un libro totalmente distinto, si lo comparamos con sus dos primeras novelas. Apostar por esta historia, aporta cierto resultado óptimo que te hace tener la sensación de haber elegido bien con respecto a sus tres libros.

Sean Cote, pretende con esta novela provocar ciertos suspiros soñadores a sus lectores. Demostrar que historias de tal corte pueden guardar tras de sí esa madurez y complejidad capaz de ganarse nuestras más absolutas recomendaciones. Con respecto a la pluma de la autora debo decir que aporta continuidad, su pluma cuenta con los mismos elementos que bien define su estilo. La elegancia, la sencillez y su más que óptima descripción de escenas, se envuelve esta vez en un romance a la altura de las expectativas, con una evolución muy trabajada y cuya forma es realmente atractiva. Bajo un ritmo ágil, se motiva la lectura hasta su mismo final, un final además que cuenta con todos aquellos elementos siempre esperados por el lector y un epílogo que nos ayuda a decir adiós de la mejor manera.

Este último libro me ha servido para alegrarme de manera personal en mi empeño por seguir leyendo esta historia que tan malo resultado coseché en sus inicios. Sean Cote me ha acompañado durante unas semanas de lectura y, echando la vista atrás puedo decir ahora que ha sido grato conocer su historia, ser partícipe de su romance algo complicado y difícil. En resumen, ha sido un libro lleno de altibajos, de sensaciones contrapuestas que ha mantenido un mismo denominador común, la excelente elegancia de una autora que convence sin esfuerzo. Iris T. Hernández se ha hecho un hueco entre mis autoras preferidas o más bien recomendadas, a la que recurriré en un futuro espero no muy lejano.

AETERNAM DEA © 2012-2019 | Blog Literario de novela romántica | Diseño de Plantilla de ANJARA