Reseña. La partitura

17 de abril de 2017


La partitura, de Anna Casanovas

Serie | Independiente
Editorial | Titania
Género | Romántica contemporánea / actual
Puntuación ★★★★★

*****

Opinión personal

A pesar de ser ya lectores avezados, más que acostumbrados a cierto tipo de novelas o historias, siempre se experimenta esa especie de cosquilleo en la piel cada vez que sentimos el impulso de apostar por una u otra lectura. Es inevitable rendirse ante esa furia incontrolable que es la ilusión por descubrir un nuevo mundo plasmado tan solo en páginas repletas de palabras y sentimientos. Las novelas de Anna Casanovas, no están exentas de tal especial sensación, aun acostumbrados a su modo de escritura, uno no se puede dejar de sentirse impaciente o ansioso por disfrutar de nuevo de esas tramas claramente distintas a sus compañeras de género. Resultan ya imprescindible en nuestro curriculum lector las historias de esta autora, convirtiéndose ya en todo un referente, una obligación autoimpuesta por nuestra parte tras sentirnos realmente cómodo con lo narrado, yendo más allá de la típica y ya acostumbrada novela de romance contemporáneo.

Cada una de las historias de esta autora, posee una peculiaridad casi impropia de las de su género. Su narración especial y llena de significado, transporta al lector a un mundo donde los sentimientos y las sensaciones importan más allá del mero adorno literario. Todos sus personajes sin excepción alguna, están llenos de fuerza y dinamismo. Sus pasados, así como sus personalidades bien definidas y descritas, construyen una burbuja del todo especial aportando comodidad, frescura y originalidad. Por muy distinta que sea su argumentación, esta cualidad expuesta siempre está presente convirtiéndose en el buque insignia de una escritora que ya comienza a ser de recomendación obligada.

La partitura, es algo más que el nuevo libro de Anna Casanovas. Se trata de una novela cuyos protagonistas y personajes hablan por sí solos. Su simple fuerza aporta carácter a su argumento haciendo de ella algo único y especial. Poco se puede decir de su eje argumental más que lo dicho y expuesto en su sinopsis. Tan solo con su lectura, uno comienza a estar seguro de que se trata de una opción del todo válida y que sin esfuerzo, cala en el lector aún más exigente. Leídos todos los libros de esta autora puedo basar mi opinión en base a una acumulación de sensaciones fácilmente transmitidas a través de sus palabras escritas. Cada uno de ellos me ha enamorado de una u otra manera y, en esta nueva ocasión no ha decepcionado en su propósito siempre fiel y presente. Puedo por tanto afirmar, sin temor a equivocarme, que es una de las mejores historias que he tenido el placer de leer.

En Londres, Adam, un joven compositor, pierde la vista en un accidente y ciego descubre lo vacía que estaba su vida a pesar de contar con el éxito profesional y la que todos consideraban la pareja perfecta. Solo y adaptándose a la ceguera, Adam decide buscar lo mejor de sí mismo, de sus amigos y vivir plenamente. Lo único que teme es componer, hasta que un día el director de la ópera de la ciudad acude a pedirle un favor y semanas más tarde escucha a una chica tocar el piano. Y entonces aprende a ver con el corazón.En Nashville, Charlotte, una pianista de música country, hace una promesa y lo deja todo para terminar la carrera de música en Inglaterra aunque allí se niega a establecer lazos con nadie pues su paso será solo temporal. Charlotte no quiere sonreírle a sus vecinas, no quiere entablar amistad con sus compañeros de clase ni tocar con ellos en una tintorería abandonada y no quiere que su corazón despierte y descubra el amor de verdad. Y por encima de todo no quiere volver a componer ni a tocar el piano jamás. En París, en 1830, un joven granjero huye del campo hacia la ciudad para convertirse en músico, pero allí estalla la revolución y él encuentra el amor en el lugar y el momento más inesperados. En Mallorca, dentro de una caja abandonada en un ático aparecen un manojo de cartas entre Chopin y la que fue su amante George Sand y entre esas cartas hay la que podría ser la última partitura inacabada del compositor. La iglesia de Saint Martin en Trafalgar Square anuncia el concierto del año, el pianista que va a tocar, las personas que lo acompañan, llevan meses captando el interés de la prensa. La historia que rodea la partitura es aún más fascinante pues está envuelta de secretos, misterio, pasión y un gran amor.

Adam, protagonista quizás por excelencia de esta historia resalta sin esfuerzo gracias a la fragilidad de su circunstancia. Su interacción con Charlotte, nuestro personaje principal femenino, hace que su “cualidad” sea aún más reseñable. No se puede ni se debe olvidar la historia escondida tras esta chica algo enigmática que solo busca huir de su pasado. Ambos conforman una pareja realmente de ensueño que sabrá muy bien conectar con el lector, un espectador que tan solo puede maravillarse ante lo que frente a él se expone. Engalanado todo ello de un ritmo trepidante pero a la vez pausado para así convertirse en el contenedor perfecto de tanto sentimiento, origina un clima donde la perfección es la principal seña de identidad. La partitura, es un libro que te rasga el alma y te acaricia el corazón con especial tacto. Todo en él resulta llamativo, originando tras de sí una más que conveniente y positiva opinión. Pretende con sus páginas ir más allá de tópicos y aun con normalidad y sencillez, dar la oportunidad de pasar un rato de lectura más que agradable. Anna Casanovas vuelve a sorprender aparentando hacerlo casi sin esfuerzo. Sus cualidades como autora resaltan por sí solas, siendo ya toda una experta en dar voz y palabras a aquellas sensaciones casi indescriptibles. Desde luego, se trata de una escritora que ha de estar siempre en un hueco preferencial de nuestras estanterías, nunca decepciona y siempre forma parte de esas recomendaciones seguras y obligadas. 

La partitura es una novela que se enmarca para el recuerdo. Una historia de sentimiento, pasión, miedo y dolor que sin embargo, posee esa tan conocida moraleja sobre la felicidad. Desde luego, es un libro que no debe perderse.

8 comentarios:

  1. Hola!
    Preciosa reseña, coincido 100% contigo, lo de esta autora es tremendo!! Historias bonitas, íntimas, únicas, ay, qué grande!!
    Sin duda, uno de los mejores del año ;)
    un beso
    S

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Tengo bastantes ganas de leer este libro^^
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!
    Te ha quedado preciosa la reseña.
    Toda la razón,una lectura de lo más recomendable!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Pues ya le tenía ganas pero después de leer tu reseña todavía me apetece más darle una oportunidad. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa!

    Anna siempre es una apuesta segura. En esta historia una vez más a vuelto a demostrar su sensibilidad y buen hacer a la hora de escribir una historia.

    besos :*

    ResponderEliminar
  6. Estoy deseando leerla, esta cosechando criticas tan buenas que muero de ganas jiji

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. hola! vengo de otro blog, que la reseña y la tuya me decidió a buscarla donde y como sea. gracias romántica empedernida, saludosbuhos! esta lectura me hizo recordar a otra chica ciega de ora novela, que difícil la vida así!

    ResponderEliminar
  8. Hola! Estoy deseando leer la novela. Todo el mundo habla muy bien
    Un saludo

    ResponderEliminar

AETERNAM DEA © 2012-2017. Blog Literario | Diseño de Plantilla de ANJARA