Reseña. La promesa de Grayson

24 de abril de 2017


La promesa de Grayson, de Mia Sheridan

Serie | Independiente
Editorial | Phoebe
Género | Romántica contemporánea, actual
Puntuación ★★★★

__________ 

Opinión personal

Mia Sheridan vuelve a nuestra estantería para ofrecernos una novela e historia donde el romance parece ser cosa del destino, un simple giro de acontecimientos que llevan a un fin donde la historia es algo de dos. Con una sinopsis clara y sencilla, se establece la firme promesa de hallar una lectura entretenida, de esas capaces de hacer que las horas se conviertan en simples segundos, de aquí que su valoración final sea tan positiva puesto que no promete nada más que esa simple premisa, plantear una trama sin demasiadas pretensiones.

La promesa de Grayson, aunque perpetúa esos detalles tan especiales que convierten a esta autora en una escritora recomendable, se aleja en parte de algunas de sus mayores características. La profundidad de sus historias, desde un punto de vista sentimental queda olvidada en esta nueva publicación solo para crear una historia cuyo máximo baluarte es la sencillez meramente romántica. Sin un pasado demasiado complejo entre personajes, la trama romántica se construye en base a una obligación de contraer matrimonio para así poder comenzar una vida alejados de aquello que aqueja a ambos personajes y que les condena a distintos sufrimientos. Es desde ese momento que el romance nacerá a paso lento y cuidado, lo que hará disfrutar al lector de capítulos bien medidos y certeros, que buscan de manera directa conseguir un fin, enamorar a aquel lector siempre dispuesto a disfrutar de este tipo de historias.

Sus innumerables reseñas positivas, lo convertían en una opción más que válida además de contar con la especial relación con el lector suscitada ya en sus anteriores novelas publicadas. No había opción a la hora de elegir esta novela, venía a ser algo natural y lógico por nuestra parte. Sin embargo, aunque esa seguridad nunca se evapora sí que es cierto que conviene especificar que este libro se aleja de ciertos aspectos referenciales que con anterioridad eran el buque insignia de la escritora. Aunque su pluma realista, evocadora y sensual, sigue estando presente, su relato ha perdido casi de manera intencional su carga emocional apostando por algo más fortuito que trágico, como ya se ha apuntado. El escenario de un matrimonio de conveniencia hace que, de alguna manera, nos veamos obligados a despedir a ese componente trágico sobre un pasado lo demasiado atroz como para hacer que sus personajes sean un producto lógico de la situación. La madurez de su trama queda más que justificada en base a unos personajes principales envueltos en una situación atípica. La promesa de Grayson, viene a ser ese libro siempre soñado que aunque lo parezca, no perseguir continuar la misma senda que sus iguales de género. Aun con su sencillez y su argumentación típica, existen componentes que pueden llegar a considerarse distintos, como puede ser la condición de su protagonista masculino. Pequeños aspectos que bajo el ojo del lector pueden ser valorados gratamente.

“Kira Dallaire está desesperada, con poco dinero en el bolsillo y todavía menos opciones de conseguirlo. Grayson Hawthorn atraviesa una situación límite: al salir de prisión, se encuentra con que los viñedos de los que es propietario y que prometió a su padre sacar adelante están al borde de la ruina.
Cuando Kira aparece en el despacho de Grayson con una descabellada propuesta que podría resolver los problemas de ambos, a él no le queda más remedio que aceptar.
Sin embargo, lo que en principio parecía un matrimonio de conveniencia abocado al fracaso se convierte muy pronto en un choque de voluntades que dará pie a una incontenible pasión capaz de demostrar que algunas promesas deben romperse y que por otras vale la pena arriesgarlo todo…, hasta el corazón.”

Todo en su conjunto, resulta ser un regalo para un lector siempre dispuesto a dejarse llevar por historias de este estilo, sencillas y con único objetivo, entretener. Mia Sheridan vuelve a hacer magia, solo que esta vez la hace de distinta manera, lo que es positivo puesto que no se enroca en un solo elemento, sino que evoluciona en consonancia con su trama. La promesa de Grayson, es una apuesta sencilla, envuelta toda ella en un ritmo pausado donde los tiempos son venerados para idear una trama romántica con el suficiente peso como para que el lector no solo se sienta cómodo sino que disfrute hasta alcanzar esa nota alta soñada por todo libro. Ajustándose a su sencillez, no decepciona siendo así una novela altamente recomendable que no se debe dejar pasar.

La promesa de Grayson, vuelve a hacer que nos enamoremos del estilo de una autora que apuesta por la naturalidad, la sencillez y la cercanía. Con este libro, se tiene la posibilidad de enamorarse de manera más pausada, gracias a una historia y a unos personajes con especial renombre. Sin lugar a dudas, una apuesta segura.

2 comentarios:

  1. Yo todavía no he tenido ocasión de leer ninguno de sus libros pero me apetece mucho. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!!
    No lo descarto de cara al verano, que es cuando leo historias algo más ligeras... ahora mismo me apetecen otro tipo de lecturas. Pero apuntado queda ya que la autora escribe genial!
    Besotes

    ResponderEliminar

AETERNAM DEA © 2012-2017. Blog Literario | Diseño de Plantilla de ANJARA