Reseña. Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí

11 de diciembre de 2018


Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí, de Cristina Prada

Editorial – Zafiro
Género – Romántica actual, contemporánea, erótica
Puntuación ★★★★★

¿Recuerdas cuando eras adolescente y tratabas de ir a la moda, con tu carpeta forrada de fotos de tu grupo favorito y cantando sus canciones hasta quedarte afónica? ¿Recuerdas que pensabas que era imposible que hubiera alguien más guapo que ellos?
Ava Collins era como tú.
Pero han pasado quince años desde entonces. Ya no hay pósters en las paredes de su casa y, aunque la han decepcionado sentimentalmente, sigue luchando por ser como quiere ser. El 22 de mayo decide cruzar el Eurotúnel en el destartalado Rover de su amiga Emmet para ir a un concierto de los No Regrets, y su vida cambiará para siempre.
Ava entenderá lo que es querer de verdad, a pesar de lo complicado y maravilloso que puede ser, y todo lo que el amor puede hacerte crecer. La ciudad de Londres será testigo de cada beso, de cada lágrima, de cada gemido.
La música y el amor. Todos tus sueños al alcance de tu mano, todo lo que deseaste en tu habitación cuando tenías quince años mientras escuchabas tu canción favorita.
Bienvenida al lugar donde viven los reyes del pop.
Bienvenida al lugar en el que todos tus sueños pueden hacerse realidad.

Opinión personal

Desde el primer vistazo a su sinopsis, este libro se postulo como una de las lecturas más atrayentes de las novedades del mes. Algo en su argumentación, te despierta el interés casi de manera inmediata y te da motivos más que suficientes para sentirte seguro de su elección. Lo cierto es que su temática, siempre llama ser leída. La complejidad de sus personajes, y la oscuridad que siempre acompaña al mundo de la fama, le hace ser una elección de lo más completa, donde apenas habrá un momento sosegado, invitando a leer más y más.

Cristina Prada es una autora que cuenta ya con una gran presencia dentro de la literatura romántica, es habitual ver sus libros en los principales portales y blogs dedicados a este tipo de género. Sus libros, además siempre son recomendados por sus lectores, lo que hace que sea más obligatorio leer algunas de sus novelas sin importar su temática. Su reciente publicación es sin lugar a duda, la que mayor interés me ha suscitado, esto puede ser debido a que la trama central que rodea a este grupo de personajes, siempre me causa expectación de la buena.

Adentrarse en su historia, es dejarse llevar por un relato natural, dotado de un ritmo algo endiablado que te conduce a una historia de amor con chicha y significado. Sorprende la facilidad y la corrección de su pluma, cada una de las escenas que componen el libro, se describen con soltura y sin grandes artificios, facilitando así que el lector sienta esa especial conexión casi desde su inicio. Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí, es un libro realmente ameno, una novela que provoca en nosotros esa sonrisa tonta en los labios de lectura satisfactoria. Lo cierto, es que se trata de una inmejorable opción para conocer a su autora y el estilo que la caracteriza. Desde luego, se convierte en una motivación para seguir apostando sin reparo por sus obras con esa ilusión propia de las escritoras más consagradas en esta contemporaneidad.

Elegancia, sencillez, naturalidad y esa pizca correcta de ingredientes dramáticos y románticos conforman esta historia ideal para un lectura llena de disfrute. Su recomendación es obligada tras el resultado obtenido nada más terminar su última página. Uno como lector está siempre seguro de que estamos ante una opción que siempre ha de ser fija, en la que el dramatismo, la crudeza de un mundo difícil y complicado y ese halo esperanzador se entremezclan para crear una romántica historia de amor entre una persona rota y otra segura y confiada. Su toque además de novela erótica, aporta cierta chispa al relato, haciendo a su argumento más completo por así especificarlo, y que ayuda a tener un círculo mayor de espectadores.


No puedo terminar la reseña sin decir que, Cristina Prada es una autora que me ha sorprendido para bien y que, con un solo libro leído de ella ya cuenta con mi total atención. Sin duda, leeré más libros de su puño y letra en un futuro nada lejano porque llama mi atención descubrir que más historias me aguardan tras sus portadas. Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí, es un libro que ha de leerse con la ilusión propia de haber encontrado esa joya que copará nuestras horas de lectura convirtiendo los minutos en segundos.

3 comentarios:

  1. Hace algún tiempo que no leo del género y me planteo volver a él cuando leo reseñas así pero de momento me decanto más por el Romance histórico.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Creo que solo leí a esta autora en una ocasión y no fue lo que esperaba así que en principio con este no me animo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Holaaa!!
    Ayy este es el tipo de libro que en su momento disfrutaba un montón!! No lo conocía, así que lo tendré en cuenta para cuando vuelva a ese genero. Ahora estoy muy copada con el fantasy jajaj

    Gracias por la reseña, me encantó <3<3<3
    Un beso grande, nos estamos leyendo!

    ResponderEliminar

AETERNAM DEA © 2012-2018. Blog Literario | Diseño de Plantilla de ANJARA